Santiago Fisas propone introducir una educación gastronómica en los colegios para fomentar los hábitos alimenticios saludables desde la infancia

Santiago Fisas reivindica la gastronomía como patrimonio cultural y educativo en un informe aprobado por una inmensa mayoría del Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo ha aprobado por amplísima mayoría (530 votos a favor, 74 en contra y 14 abstenciones) el informe del eurodiputado popular Santiago Fisas sobre el Patrimonio gastronómico europeo que destaca la necesidad de promover desde la educación básica una cultura de hábitos alimenticios saludables que, apoyada en el incremento de la actividad física, contribuya a evitar los problemas de salud.

Santiago Fisas recuerda que, “según la Organización Mundial de la Salud, hay 1.200 millones de personas con sobrepeso y el mismo número con desnutrición”.

El eurodiputado popular advierte, por este motivo, que “por primera vez, las próximas generaciones podrían vivir menos que sus padres debido a la mala nutrición; algo que nunca antes había sucedido” señala destacando además el gasto que los malos hábitos en la alimentación causan en los sistemas sanitarios nacionales.

Prohibición de la publicidad sobre la comida basura

El informe de Santiago Fisas pide una regulación más estricta sobre la publicidad de los productos alimenticios, en especial en el ámbito de la nutrición, y que se prohíba cualquier publicidad o patrocinio de “comida basura” en los colegios.

Fisas propone incentivar en los centros de enseñanzas una cultura de “la buena alimentación” a través de talleres gastronómicos, de nutrición, técnicas culinarias o cursos de cocina para los más pequeños y también para los padres, como referentes familiares indiscutibles.

Esto ayudaría a combatir los trastornos alimenticios más frecuentes como la anorexia o la bulimia, así como la obesidad o el consumo excesivo de alcohol. El informe señala que se podrían utilizar fondos de la Política Agraria Común para este propósito.

El eurodiputado popular incide en que es necesario ” educar el gusto de los niños por los alimentos, es algo que se puede enseñar desde muy pequeños en las escuelas” aunque antes se hiciera en el entorno familiar.

En este sentido, la promoción de la Dieta Mediterránea (en su sentido más amplio) contribuirá no sólo a la promoción de una forma específica de “buen comer”, sino a la enseñanza de los hábitos de vida saludable. El informe se felicita por la inclusión de la Dieta Mediterránea en la lista del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la UNESCO.

Por otro lado, Santiago Fisas destaca que no se pueden olvidar los aspectos culturales y económicos de la gastronomía, ya que es un elemento fundamental en la promoción del turismo de calidad y en la creación de puestos de trabajo y de riqueza. A ello contribuirá, sin duda, el reconocimiento y la defensa de las denominaciones de origen europeas.

Fisas destaca en su informe que las formaciones de alto nivel, los intercambios y la movilidad de profesionales de la restauración y de la gastronomía deberían recibir más apoyo de los Estados miembros. El programa Erasmus+ podría financiar este tipo de acciones a nivel transfronterizo.

El informe insiste en la importancia de difundir la riqueza cultural de la gastronomía europea y pide la creación de un Observatorio Europeo de la Gastronomía.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Europa, Informe nutrición, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s