PREGUNTA A LA COMISIÓN: REGULACIÓN COMERCIAL CATALANA

PREGUNTA

Uno de los mayores éxitos económicos de la Unión Europea es la creación de un mercado único europeo y la liberalización de nuestras economías; sin embargo, aún queda mucho recorrido para lograr un verdadero mercado único integrado, flexible y liberalizado.

Un ejemplo de regulación restrictiva y proteccionista lo sufrimos en Cataluña. La propia Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO), organismo independiente del Gobierno autonómico catalán, considera que la normativa catalana de comercio es «injustificadamente restrictiva» y denuncia que tiene unos efectos adversos en la economía catalana, los consumidores y, paradójicamente, también sobre los pequeños comerciantes a los que la ley quiere defender.

La ACCO y muchos sectores empresariales y consumidores defienden que «en un momento de crisis como el actual, es conveniente una regulación comercial flexible que no introduzca trabas en la actividad económica».

¿Tiene la Comisión alguna hoja de ruta para avanzar en la integración y flexibilidad comercial en nuestro continente?

¿Apoya la Comisión que se debe liberalizar la regulación comercial en casos como Cataluña donde la propia regulación genera efectos adversos en la economía?

RESPUESTA

La Comisión sigue desarrollando el mercado interior y aprovechando su potencial no explotado como motor para el crecimiento. El informe de la Comisión sobre el ejercicio de supervisión del mercado del comercio y de la distribución señaló la presencia de numerosos obstáculos al mercado único en el sector minorista. La importancia de estos obstáculos se ha confirmado en el informe del Parlamento Europeo «Hacia un mercado interior del comercio y de la distribución más justo y eficaz». Para abordar estos obstáculos fundamentales detectados y desarrollar todo el potencial del sector minorista en Europa, el 31 de enero de 2013 la Comisión adoptó el Plan de Acción Europeo para el Comercio Minorista.

La Comisión tiene la intención de crear un Grupo sobre Competitividad en el Comercio Minorista, que debe ayudar a seguir desarrollando objetivos específicos para los ámbitos determinados, vigilar los progresos registrados, emitir recomendaciones con el fin de garantizar la plena aplicación de las acciones incluidas en este Plan y, en caso necesario, asesorar a la Comisión sobre posibles nuevas acciones. A este respecto, la Comisión seguirá supervisando las cuestiones específicas relacionadas con el establecimiento comercial, teniendo en cuenta todas las novedades que se produzcan en los Estados miembros, incluida España.

 La Comisión ha seguido de cerca la aplicación de la Directiva de servicios en los Estados miembros. Está al corriente, en particular, de la Ley del Mercado Único y reconoce el grado de ambición del anteproyecto. Por principio, es importante que el ejercicio de una actividad económica no se tope con obstáculos internos entre diferentes regiones de un Estado miembro, ni con obstáculos en otros Estados miembros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Catalunya, España, Europa y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s